Una modificación sustancial de las condiciones de trabajo, es una modificación realizada por la empresa que afecta a alguna de las siguientes condiciones de trabajo: jornada de trabajo,  horario y distribución del tiempo de trabajo, régimen de trabajo a turnos, sistema de remuneración y cuantía salarial, sistema de trabajo y rendimiento, y, en determinados casos, las que afecten a la modificación de las funciones.

Con independencia de que seas empresario o trabajador debes tener en cuenta que para la modificación de cualquiera de estas condiciones, es necesario que existan probadas razones económicas, técnicas, organizativas o de producción. No se puede realizar un cambio en estas condiciones por mero capricho.

Ante estas modificaciones, el trabajador dispone de una serie de posibilidades según se den unas condiciones u otras, pudiendo aceptar el cambio, impugnar la modificación por no estar conforme con su causa, o solicitar la extinción del contrato con derecho a indemnización por considerar cierta la razón pero ocasionarle la misma un perjuicio.

Es importante que tanto la empresa como el trabajador, se asesoren previo a tomar la decisión por cuanto de la misma se derivan múltiples consecuencias que pueden ser perjudiciales por no cumplir con los requisitos necesarios o transcurrir el plazo legal para ello.

Acceso a la legislación: https://www.boe.es/eli/es/rdlg/2015/10/23/2/con